El vino es una bebida que fue introducida en la Península Ibérica a partir del comercio con los pueblos fenicios y griegos. El contacto con estos pueblos se empezó a dar de forma generalizada en el I Hierro, teniendo su apogeo en el II Hierro, es decir, en período ibérico.

En un primer momento, estos pueblos se dedicaban al comercio de bienes con los indígenas en los que se solía intercambiar materias primas como alimentos o metales, por bienes transformados en los que jugarían un papel destacado este líquido, conjuntamente a los materiales cerámicos que rodean su consumo. Estos últimos, son de gran relevancia para las investigaciones arqueológicas, ya que, permiten tener vestigios del inicio del consumo de este alimento y del contacto entre los diferentes pueblos.

Articolo completo: https://arqueologiaygestionturistica.wordpress.com/2018/03/13/el-vino-en-epoca-iberica-e-imperial-a-partir-del-registro-arqueologico/?fbclid=IwAR2Zo6wrnO02pGxIukIxyxecovqkhdmRAFcQ23z-KKknYyp03Rwm87M3650